Mi Top 7 de maestros favoritos

Todos tenemos dos maestros en nuestros recuerdos

más frescos; el mejor y el peor.


¿Verdad que sí?


Pero, ¿qué hace a un maestro bueno o malo?


  1. Su temperamento

  2. El conocimiento

  3. Su forma de enseñar

  4. Su físico

  5. Su alegría

  6. Su carácter

  7. Cómo te hizo sentir.

Si elegiste su temperamento, conocimiento, forma de enseñar o su carácter, estás eligiendo, forzosamente, la opción 7. ( ¡Y eso está muy bien!)


La verdad, si quitamos toda la paja, nos quedaremos con el número 7.


Si les recuerdas por su físico, entonces NO debes seguir leyendo.


Todos recordaremos a nuestros maestros por la forma

en que nos hicieron sentir, aunque eso salga

a relucir muchos años después.


Honrar a un maestro es algo que no se puede evitar.

Los vamos a honrar cuando apliques

lo aprendido de él o ella.


Este es mi TOP 7 de maestros
que cambiaron mi vida

¿Nos atrevemos a decir sus nombres?


Yo sí. Ahí les va:


Macario.

(Sé tú, cumple lo que prometes y nunca

le des poco a quien confía en ti).

Un sonorense que me enseñó mucho

más que solamente geografía.

Aprendí con él la importancia de la personalidad

más allá de lo que traigas puesto.

Lo que sabes y cómo lo compartes, más allá

de las marcas y objetos que usas.


Macario nos daba Geografía pero de una manera

tan especial que puedo recordar fácilmente

cuánto mide el Monte Everest... Al final te comparto

el dato en metros y centímetros.


Miss María José.

(Que tu bienestar nunca dependa

del reconocimiento). Nunca me "gané" una Estrellita en la frente.

Jamás me reconoció lo bien que me portaba.

Sin embargo, sin saberlo, me enseñó a hacer las cosas

por simplemente hacerlas, sin que mi bienestar

dependiera del reconocimiento de otros.


Miss Lupita.

(La forma de tu espacio se repetirá como ondas de agua).

Me enseñó la importancia del orden,

de cómo afecta nuestro entorno, pero principalmente,

cómo impacta nuestra salud física y emocionalmente.


Miguel Nájera Cisneros.

(No importa si la regaste, puedes levantarte).

A él lo nombro con apellidos, con un deseo especial

de que él pueda leer esto, porque parte de mi carácter,

ese que te hace lograr cosas y jamás caerte,

que puedes llorar por dentro y expresarlo por fuera

y aún así sabes que puedes seguir siendo tú mismo.


Además, no hay un solo alumno que no recuerde

a los profesores Nájera Cisneros.

No hay.

(Dicho también por mi hermano).


Andrés Sariñana:

(La vida es sencilla, según la quieras ver).

El primer profesor que me hizo sentir que, ser importante

para mí mismo, era lo más importante.

Que mi ortografía era tan importante o más, que mi sonrisa

y que mi forma de tratar a los demás tenía muchísimo

más peso que las dos primeras.


Irma Rubín

(Cantas horrible, pero puedes cantar increíble).

A cantar es lo que ella enseñaba, a interpretar.

Me puso frente al público y me hizo saber y sentir

que podía cantar, transmitir, compartir con la voz,

manos, postura, energía, mirada y principalmente,

con el alma.

Me hizo cantar frente a diferentes públicos y con ello

aprendí que podía llegar a toda la gente, utilizando

técnicas para emocionarme con el alma a la hora

de hacer lo que las almas venimos a hacer aquí:

compartir.


Diego Díaz Martín

(Nunca eres demasiado sabio para dejar de aprender)

Mi maestro más reciente y el favorito.

Un profesor que fue mi alumno,

que me enseñó al tiempo que aprendía de mí,

y que siempre se esfuerza por aprender para enseñar.



Este es mi Top 7 de maestros a lo largo de mi vida.

Y aunque podría hacer un Top 20,

creo que estos nombres resumen, al menos

vagamente, una buena parte de mi forma

de ser.


Así que, vaya desde aquí un abrazo largo

de reconocimiento y gratitud a todos los maestros

de México, especialmente a los de quienes lean

esta publicación. Y de forma aún más especial

y dedicada, a los que aquí menciono.


¿Te atreves a honrar a tu maestro?

¿Sí?

¡Déjame su nombre en los comentarios!


¡Feliz día del maestro!


P.D. El Monte Everest mide, al menos hasta el día

que Macario nos lo dijo, 8,848 metros (ochochocuatrocho).


P.D2 Si quieres dejar de recibir estos correos, solo avísame

respondiendo en el título "Deja de enviarme mails".


P.D.3 Si quieres regalarle a un maestro o amigo una membresía mía

muy, pero muy exclusiva (solamente para maestros y amigos)

entonces ve ahora mismo a

www.gustavozuar.com/membresias

y elige cualquiera de las tres porque

¡tienen un -10% extra sobre el precio rebajado!


P.D. 3. Es solo para maestros que sean recomendados

por miembros de la comunidad Gustavo Zúar.


P.D. 4.

Si tienes la fortuna de saber algo de tus profesores

y lo que te compartí aquí hace que te nazcan

las ganas de decirle a un profesor:


¡GRACIAS MAESTRO! ¡GRACIAS, PROFE!


no lo dejes pasar. Créeme, vas a sacarlo

de onda, en bonito, muy en bonito.


¡Comparte ahora este post si te acordaste

de algo padre con algún(a) maestro(a)!







39 vistas
CONTACTO

Domicilio conocido

Ciudad de México, México

​​

Whatsapp: +52(55)85483140

​​

info@gustavozuar.com

ThetaHealing® es una marca registrada por THInK® y/o Vianna Stibal.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon