El tono vibratorio que destruye virus



La atención que pones hacia algo, genera una vibración similar hacia aquello en lo que la estás enfocando.


Mira tus manos. Inevitablemente tienes un pensamiento. Ese pensamiento generó, una vibración relacionada con millones de pensamientos guardados en tu subconsciente, que a su vez, tienen relación con algún sentimiento, y así, con tu ADN.

De la misma forma sucede con absolutamente todo. Tu ADN tiene memorias de millones de años.


Aquello que tiene tu atención, tiene tu vibración. Tu vibración se esparce como virus hacia otras personas.


Cada virus tiene un programa que le dice qué es lo que debe atacar

dentro del cuerpo de un ser viviente.


Si la vibración del cuerpo no es siquiera parecida o compatible con el virus,

éste no podrá ingresar al interior del organismo.


Si el virus está ya dentro o cerca,

Al hacer meditación, logramos una vibración alta.

Sin embargo, podría ser ya demasiado tarde pero hay una opción extra.


En meditación, en estado theta, ordena que junto con La Fuerza del Universo / Dios /Espíritu del Universo / Energía Creadora / Jesús, / Yahvé / Buda y a Todo lo que Es, te sea dado del tono específico que haga que ese virus se transforme, de tal manera que sea inofensivo al cuerpo.

El "sonido" deberá percibirse como un "pitido" en la mente, que irá variando hasta hacer que concuerde con el tono vibratorio del virus y lo visualicemos siendo modificado, debilitado y abosorvido, asimilado por el cuerpo sin ningún tipo de daño.


Es importante mantener un estado libre de sentimientos negativos y, más importante aún, mantener una ligera sonrisa mientras hacemos esta meditación.


¡Elimina los 4 tipos de estrés que disminuyen tus defensas, ¡AHORA!

Existen 4 tipos de estrés: Estrés interno: Es la tensión que se genera en el organismo, especialmente en el sistema de defensa, pues está continuamente luchando y combatiendo virus, bacterias y demás, con cierta facilidad cuando el cuerpo está alcalino, pero que se vuelve cada vez más difícil cuando estamos en un ambiente infestado por microorganismos.


Estrés físico: Es provocado por todo aquello que nos mantiene alerta y que hace que elijamos correr o luchar. A eso le conocemos como Modo de Supervivencia. Desafortunadamente es en el que casi 90% de la población se encuentra a diario, debido las tareas y obligaciones del día a día, como por ejemplo, el pago de deudas, las malas relaciones de pareja, entre otros.


Estrés emocional: Es perceptible por el cuerpo cuando hemos tenido una ruptura amorosa, la pérdida de un ser querido, una decepción, la ansiedad por no saber qué es lo que pasará, por pensar demasiado en el pasado y en lo que pudo haber sido y no fue, especialmente cuando no hay aprendizaje de una situación y que hemos decidido no perdonar, consciente o inconscientemente.


Estrés alimentario: Sucede cuando tu cuerpo ha consumido exceso de acidez alimentaria, emocional y mental. Alimentos sucios: carne de animales que sufrieron, huevo, leche, pan, pastas, refrescos, azúcar, alcohol, cigarro, drogas, entre otros ejemplos. Acidez emocional, como rencor, resentimiento, rabia, irrespeto, estrés; y acidez mental producida por pensamientos negativos como la crítica, la insatisfacción y muchos más.


¡Tengo al menos dos de los tres tipos de Estrés! ¿Qué debo hacer?

Darse cuenta que tienes al menos dos de estos tres tipos de estrés y no hacer nada al respecto podría ser una irresponsabilidad, pues lejos de ayudar a nuestro cuerpo a mantenerse sano, estamos matándolo.


¿Te imaginas una presión tan grande y además tener que cumplir con tantas tareas al mismo tiempo para mantenerte vivo, al menos?


Empieza en este momento, no lo pienses más. Toma la decisión de vivir diferente y hacer cambios pequeños y medianos que te llevarán a vivir mejor desde el minuto en que empieces a hacerlo y para todo lo que te resta de vida.


En tus pensamientos.


  • Toma la decisión

  • Hazte consciente de tus pensamientos.

  • Nota cuántas palabras ácidas aparecen en tu mente.

  • Lee libros de motivación.

  • Medita, respira conscientemente.


En lo alimentario.


  • Elimina de tu alacena todo lo azucarado

  • Deshazte de todo lo procesado, todo.

  • Cambia tus garrafones de agua por un filtro de agua alcalina

  • Consume antioxidantes rápidos, seguros y poderosos

  • Disminuye al 30% consumo de carnes rojas

  • Eleva al 40% las grasas sanas, limpias (aceite de oliva, aguacate, coco)

  • Disminuye tus carbohidratos al 30% o 20%


En lo emocional.


  • Escribe una lista de 30 emociones positivas.

  • Elige 3 emociones positivas

  • Con ojos cerrados, siéntelas por, al menos, 21 segundos.

  • Haz esto 3 veces al día.

  • Al tomar antioxidantes, vitaminas y minerales especiales, ¡siente esa emoción!

  • Escribe el nombre de las personas con quienes tienes temas pendientes.

  • Ahora que tienes estos sentimientos a flor de piel,

  • Hazles una carta y envíaselas por mail.


PD. Lo más importante es notar

cómo te estás sintiendo en este momento,

hacerte consciente para tomar decisiones.


¡EMPIEZA HOY MISMO!




¿Estás estás en USA y quieres un antioxidante garantizado? Tú decides, pide aquí tu jugo de la fruta más alcalina y antioxidante, o tu extracto de té verde


*su mejorada absorción y consecuentemente la mejora de sus propiedades saludables.

176 vistas
CONTACTO

Domicilio conocido

Ciudad de México, México

​​

Whatsapp: +52(55)85483140

​​

info@gustavozuar.com

ThetaHealing® es una marca registrada por THInK® y/o Vianna Stibal.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon